lunes, marzo 05, 2007

Mi prensa para tabaco



Hola
De nuevo estamos aquí con la sección bricolajera del Pipaclub.
En esta ocasión voy a mostraros mi prensa para tabaco, aunque la primera pregunta que surge es ¿para qué co...rcholis quiero una prensa para tabaco?.
La respuesta es: solo te hace falta este artilugio si tienes intención de realizar tus propias mezclas: Una vez mezclados los ingredientes los sometes a presión durante unos días para que cada uno de los elementos utilizados se embeba de los aceites y aromas de los demás, consiguiendo así luego una mezcla con un sabor más homogéneo que si no la hubiéramos prensado. Además, con la presión y el poco aire se consigue una fermentación que hace que una mezcla sea algo más que la suma de sus componentes.
Os paso la receta del Uri nº1, a mi gusto, estupenda: dos partes de st bruno ready rubbed, una parte de stanislaw black cavendish y una parte de perique. Es una mezcla con cuerpo pero que no tumba y en la que se nota tanto el sabor del perique como el dulzor del cavendish.
El proceso es el siguiente: en una ensaladera o plato hondo mezclamos los distintos tabacos, rociándolo todo con agua destilada hasta que quede muy húmedo pero no chorreante. Todo bien mezclado, sin estrujar el tabaco.
Luego lo envolvemos en film de cocina y ¡ala! a la prensa, por seis días. Luego lo dejamos reposar en un tarro cerrado que iremos abriendo de vez en cuando para que pierda humedad y en cosa de una semana o diez dias: ¡¡a fumaaaaaaaarr!!
Se podría prensar el tabaco simplemente entre dos tablas, con la ayuda de un par de sargentos, pero entonces corremos el riesgo de que los jugos y aceites del tabaco se salgan de él y queden
en forma de un jarabe alrededor de nuestra torta de tabaco que inevitablemente habrá quedado insípida.
Por eso he ideado la prensa para tabaco by Uri (derechos reservados (juas)) en la que los jugos del tabaco no pueden salirse para los costados.
Y ello, además, muy muy barato, para no salirnos de nuestra línea bricolajera.
El único material que necesitamos una lata vacía, una madera y un sargento de hierro (jeje, no pude resistir la tentación de colar un chiste malo). Y la única herramienta, una sierra de calar.
El proceso es bien sencillo: se corta la madera en la forma y el tamaño necesarios para que entre en la lata lo más ajustada posible, pero con la holgura suficiente para que no se quede trabada.
Como de momento las mezclas las hago en pequeñas cantidades, con una lata de tabaco he tenido bastante, pero quien quiera hacer grandes cantidades solo tiene que sustituir esa lata por una de conserva de un kilo, por ejemplo.
El funcionamiento es bien simple: una vez bien amasado el tabaco y bien envuelto en film plástico, se lo introduce en la lata, se coloca la madera y se ejerce la presión con el sargento.
Ahora solo falta la paciencia necesaria para dejar madurar el tabaco.
Espero que os sirva.

Etiquetas: , , ,


English/Ingles Français/Francés Deutsch/Alemán Italiano/Italiano Português/Portugués 日本語/Japonés 한국어/Coreano 中文(简体)/Chino simplificado
interNOSTRUM

2 Comments:

At 11:13, Anonymous Javé said...

Excelente, Uri.

Solo una pega, o dos.

La altura de la lata no es suficiente para hacer un flake que se precie o un crake suficientemente grueso.

La otra: los jugos acabarán quemando la lata. Habrá que lavarla bien y secarla tras cada sesión.

Me parece.

Un saludo a todos los amigos del Nus y visitantes.

Javé

 
At 13:27, Anonymous Anónimo said...

Muy bueno Uri, pero yo necesitare una lata más Grande.
Mi mujer me larga de casa jejeje.
Saludos y gracias por visitarnos Jave, ya sabes donde tienes tu casa.
Un abrazo y buenos humos
Jaume

 

Publicar un comentario

<< Home